El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada.
Goether

jueves, 7 de septiembre de 2017

CONSEJOS PARA LA VUELTA AL COLEGIO



  • Consejos para el inicio del curso escolar 

Como sabemos que el comienzo del curso escolar nos afecta a todos, tanto a los más pequeños como a los mayores, a continuación podrás encontrar una serie de consejos que te ayudarán a afrontar este cambio de la mejor forma posible.


  • Comenzar el curso con buen pie...


Adaptación al horario escolar.
Los médicos de familia aconsejan que los niños empiecen a adaptarse al horario escolar días antes del comienzo del curso. Para habituarse de nuevo a los horarios laborales y escolares es bueno reservar al menos 2-5 días del final de las vacaciones como periodo de adaptación.

Evitar la ansiedad. En muchas ocasiones, enfrentarse al primer día de clase crea tensión y ansiedad en los escolares y, en algunos casos, también en sus padres, sobre todo cuando el estudiante asiste al colegio por primera vez, inicia un nuevo ciclo académico o cambia de colegio.
La mochila escolar y la espalda de los niños.
El tamaño de la mochila tiene que ser adecuado a la edad y la talla del niños.
Dieta saludable.
Debemos concienciar a los jóvenes de la necesidad de desayunar todos los días de forma
equilibrada y realizar una dieta saludable.
Actividades de tiempo libre
Se recomienda la realización de ejercicio físico adecuado a la edad y capacidades del escolar, aparte de limitar el tiempo que el niño dedica a permanecer sentado ante el ordenador, televisor, videoconsola, etc.
 Ropa y complementos
El calzado y la ropa también son muy importantes, y la comodidad debe primar por encima de cualquier otro criterio.
Lugar de estudio
Preparar un lugar adecuado de estudio en casa

Planificación del horario de estudio
Hacer una planificación adecuada del horario de estudio adaptada a nuestras necesidades
personales

El papel de los padres
Los padres de los alumnos deben hacer un seguimiento de la trayectoria escolar de sus hijos y estar en contacto con sus tutores.
El primer día de clase
Los padres pueden ayudar mucho al niño en su primer día de clase, haciéndole sentir confianza y seguridad, fomentando su autoestima y, sobre todo, el entusiasmo por la nueva etapa escolar
Mantenerse comunicado con la escuela. Es importante conocer a las personas que están involucradas en la educación de sus hijos, asistir a las reuniones convocadas por la escuela y mantenerse en contacto con el profesor jefe durante todo el año. La escuela ofrece múltiples espacios para que los padres colaboren en el aprendizaje de sus hijos.
 ¡Conócelos y participa! 

Considérate un aliado del profesor. Tanto la familia como el profesor quieren que su hijo tenga éxito en su aprendizaje. Si los padres no valoran a los profesores, le están dando un señal  a sus hijos de que es posible no respetar a su profesor y dejará de preocuparse por su aprendizaje.
Si el niño presenta algún problema, aprovecha la entrevista con el profesor para plantear en conjunto metas reales para el aprendizaje de tu hijo.

  
CALENDARIO ESCOLAR
 DE CASTILLA LA MANCHA
2017/2018




Toledo - Calendario escolar 2017/18

 

  PARA MAESTROS


Una manera de empezar bien el curso.

 

  1. Tenemos que ser conscientes que es el primer día de clase para ellos y para nosotros, compartimos los nervios, la inquietud y el cambio de ritmo después del verano, también compartimos la ilusión y las ganas de vivir en positivo el curso que comenzamos, como es lógico lo dedicaremos a  las presentaciones, el tiempo que nos “entretengamos” en está tarea lo ganaremos con creces en el desarrollo del curso.
  2. Primero nos presentaremos como profesor o profesora, con el nombre solo no será suficiente, les tendríamos que contar de dónde somos, qué hemos estudiado, alguna anécdota simpática o significativa de lo que nos animo en nuestra elección profesional,  que aficiones tenemos, como nos gustaría que se dirigieran a nosotros y cómo personalmente nos gustaría que resultará el curso. 
  3. Después les tocará presentarse a ellos, aunque hay muchas técnicas para hacerlo, a mi me gusta especialmente la presentación por parejas. Se entrega a cada uno una ficha (Nombre, lugar y día de nacimiento, aficiones, deporte, qué esperan del curso, que les gustaría ser el día de mañana, etc.) para que la completen, a continuación se distribuye la clase en parejas y les damos cinco minutos para que se cuenten uno a otro lo que han puesto en la ficha. Terminamos realizando una ronda de presentaciones en la que cada uno presenta al otro con el que ha compartido la información . Ya les vamos conociendo, todos hablan, a todos les hemos escuchado, todos han sido presentados, también ellos se van conociendo y nos van conociendo.
  4. Ahora, es el momento de presentares el curso o la asignatura, es el momento de aprovechar la motivación inicial y el clima creado en la presentación para predisponerles positivamente con respecto al curso o la asignatura. Para ello  podríamos abrir un debate sobre lo que piensan que van a estudiar o de qué trata nuestra asignatura, para facilitar el debate también podemos ponerles un vídeo (de no más de 6 minutos) en el que aparezcan los avances lo que ha aportado la materia a la humanidad, para que sirve o de donde están los retos que se plantea, también podemos contarles alguna anécdota nuestra o de los eruditos en la materia que les motive para hacer el esfuerzo de entenderla y estudiarla.   
  5. Terminaremos la clase presentándoles con rigor y como alcanzables (aunque con esfuerzo) los objetivos y los contenidos del programa, no es necesario ser muy exhaustivo, ya habrá tiempo; también les contaremos  nuestra forma de evaluar en lo que nos vamos a fijar más y que es lo que pretendemos, hablaremos también de la forma en la que vamos a desarrollar las clases, de los trabajos que van a realizar y de las actividades complementarias que vamos a realizar (salidas, excursiones, visitas, etc.). Antes de despedirnos finalizaremos la sesión pidiéndoles que echen un vistazo al libro de texto para que se vayan familiarizando con la asignatura.
 Fuente:Blog de Josechu Ferreras

    Claridad respecto al propósito del curso y cómo logrará alcanzar dicho propósito
•    Familiaridad con los demás estudiantes de la clase de forma que se sientan. parte de un grupo en el cual pueden participar sobre temas relacionados con los contenidos de la clase.
•    Conciencia de que a ti como profesor te interesa su aprendizaje y que serás justo y transparente en el desarrollo de la asignatura.
•    Reconocimiento de que la asignatura será valiosa para su proceso de formación

Para lograr estos propósitos en el primer día el CEDU le sugiere las siguientes estrategias: 
•    Utilizar todo el tiempo de la primera sesión de clase: muchas veces pensamos que porque es la primera clase y no tenemos contenido para trabajar, o los estudiantes no han realizado lecturas previas, no podemos usar el tiempo asignado a la clase.  Así como todo entra por la vista y la primera impresión influye en nuestra percepción de los demás, lo mismo sucede con la primera clase. Ese primer encuentro con nuestros estudiantes influirá en la imagen que se forme el estudiante sobre nosotros como docente y sobre la asignatura y permanecerá con ellos durante todo el semestre. 
•    Realizar una actividad para romper el hielo: Para este propósito podría utilizar estrategias sencillas como preguntarle a los estudiantes que levanten la mano de acuerdo a preguntas que usted les haga, como “alcen la mano todos los de primer semestre o del programa de ingeniería industrial”, etc. Esto es útil para poder tener una idea general del perfil demográfico y académico de los estudiantes y es una estrategia pertinente para aquellos cursos de Formación Básica donde se matriculan estudiantes de distintos semestres y carreras. Una estrategia también útil, pero que lleva un poco más de tiempo, por lo cual es más recomendable desarrollar en cursos pequeños, es pedirle a los estudiantes que se presenten respondiendo a unas preguntas que usted les proporcione.
 En este caso es sumamente importante para el clima de la clase que busques propiciar, que tú como docente también te presentes respondiendo a estas preguntas. Una pregunta interesante que se puede añadir al listado de las que comúnmente utilizas,  es que mencionen algo de ellos mismos que no es evidente al mirarlos. Una variación de estas para clases más numerosas es pedirle a los estudiantes que respondan a esta última pregunta en una hoja y te la entreguen al finalizar. Independiente del perfil del curso, lo importante es desarrollar una actividad que le permita tanto a los estudiantes como a ti como profesor conocerse entre sí. 

•    Presentar la parcelación: Utilizar un tiempo de la primera sesión de clase para revisar de manera conjunta con los estudiantes la parcelación es una buena inversión de tiempo para dar el primer paso hacia el desarrollo del aprendizaje significativo. Mckeachie (2011) plantea que la parcelación es un contracto entre el profesor y sus estudiantes y como tal ambas partes tienen roles específicos y responsabilidades que cumplir con el fin lograr los propósitos de la asignatura. Es recomendable darle tiempo a los estudiantes para que revisen la parcelación, ya sea de forma individual, o en grupo, para que puedan formular preguntas.  En la revisión de la parcelación se debe hacer énfasis en la forma y criterios de evaluación que se utilizarán, expectativas sobre el trabajo independiente y de preparación para la clase y los materiales que se utilizaran (libros, bases de datos, y otros tipos de textos o fuentes de información pertinentes). 


•    Aclara expectativas sobre lo que tu esperas de ellos como estudiantes: el venir preparado o estar preparado para clase puede significar cosas distintas para ti y tus estudiantes. Es recomendable que le dediques un tiempo de este primer encuentro a dialogar sobre lo que esperas de ellos en este sentido. Podrías utilizar las siguientes preguntas como punto de partida para aclarar dichas expectativas:


  •  ¿Sobre qué tipo de preguntas o problemáticas crees que abordaremos en la asignatura?
  • ¿Cuáles son tus expectativas para esta asignatura?
  • ¿Cuáles son tus metas para esta asignatura? 
  • ¿Qué has escuchado sobre esta asignatura?
Se le pueden dar instrucciones para que respondan a estas preguntas de forma individual y después se reúnan en parejas o grupos de 3 o 4 si es posible. Cada grupo puede socializar sus respuestas y puedes ir anotando en el tablero un resumen de las mismas. Al final,  puedes tu como profesor responder a estas mismas preguntas y comparar y contrastar tus respuestas con las de los estudiantes. Este ejercicio se puede aprovechar para llegar acuerdos sobre expectativas

•    Evaluar conocimientos previos de los estudiantes:   Investigaciones en el área de la psicología cognitiva han demostrado que los conocimientos previos de los estudiantes son determinantes a la hora de integrar nuevos conocimientos. Por lo tanto es importante para ti como profesor tener una idea general del nivel de los estudiantes en lo referente a sus conocimientos previos de conceptos básicos para la asignatura.  

Son muchas las estrategias que se pueden utilizar para este propósito: preguntarles sobre las asignaturas relacionadas que han tomado antes, desarrollar un quiz o prueba (sin nota) de conceptos que deben tener claros para poder ser exitosos en tu asignatura o colocar los temas y subtemas de la asignatura y pedirle a los estudiantes que de una escala de 1 a 5 indiquen su nivel de familiaridad con cada uno. Independiente de la estrategia lo importante es que como profesor tengas consciencia de la diversidad respecto a los niveles de conocimiento con los que llegan los estudiantes.

  Fuente: Recursos pedagógicos.

 @@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@

-ENLACES DE INTERÉS-

- Materiales educativos para los primeros días de clase . 

- GRUPO DE TRABAJO:  Qué hacer los primeros días de clase (PDF).

- ORIENTACIÓN ANDÚJAR: Actividades primeros días de clase.

- Primeros días de clase: guías, dinámicas e ideas

 

Muy recomendables. 

miércoles, 6 de septiembre de 2017

TU " SI PUEDES"


¿En qué peldaño estas?

 PUEDO


Canción para trabajar en clase de Lengua española.

LA SONRISA  DE JULIA
PUEDO
¿Cuánto tiempo crees que podré bailar sobre tu mano
sin echarme a perder?
Nunca olvides que al final el siervo será el amo si
persiste en ver ..
que la misma luz que me ciega .. guiará cada uno de
mis pasos,
será entonces cuando tú me echarás de menos tanto,
tanto, tanto ..

Porque puedo ser romántico ..
y puedo ser un cínico.
Puedo ser auténtico ..
y ser el más ridículo.

Porque puedo ser romántico ..
y puedo ser un cínico.
Puedo ser auténtico ..
y ser el más ridículo.

Nadie me impondrá etiquetas para anclar mi vida a un
guión de papel,
nadie me dirá que jamás alcanzaré la cima que yo
quiero ascender ..
Es mi voluntad la que me ha empujado cada vez que
he doblado las rodillas ..
la que nunca deja de creer ..

Que yo puedo ser romántico ..
y puedo ser un cínico.
Puedo ser auténtico ..
y ser el más ridículo.

Puedo ser romántico ..
y puedo ser un cínico.
Puedo ser auténtico ..
y ser el más ridículo.

Puedo ser el hombre que yo quiera ser ..
Puedo ser una mujer ..
Puedo ser anciano y niño a la vez ..
Puedo ser ateo y místico a la vez ..
Puedo ser algo amante y libre .. a la vez.
                                      La sonrisa de Julia.

















































































































































































¿TÚ QUE PUEDES?
Después de leer la canción y ver el vídeo contesta  por escrito  las siguientes preguntas.
  1. ¿Qué puedes tú? 
  2. ¿Puedes mejorar en tus estudios y en clase?  
Atender más,trabajar mejor ,comportarte mejor con los compañeros,sacar más rendimiento a la clases...
  1. ¿Qué quieres  hacer tú en el futuro?
  2. Cuando algo  que quieras mejorar  y te cueste realizar. ¿Cómo podrías actuar?             Olvidándolo, pidiendo ayuda, pasando de ello,            esforzándote, pensando en otra cosa, siendo constante....
Tú tienes la respuesta. 
¡PIENSA Y ACTUA !




UNA BUENA ACTITUD GARANTIA DE EXITO ESCOLAR






 Comentamos la imagen.
 ¿Qué alumnos muestran y no muestran una correcta actitud en clase?



Actitud
La actitud es la forma de actuar de una persona, el comportamiento que emplea un individuo para hacer las cosas. En este sentido, se puede decir que es su forma de ser o el comportamiento de actuar.
"La actitud es nuestra respuesta emocional y mental a las circunstancias de la vida".
R.Jeffress

Tu actitud en clase te puede ayudar o perjudicar en tu aprendizaje. Una buena actitud te ayudará a solucionar cualquier problema, duda o dificultad. Mientras que una mala actitud te agranda los problemas y las dificultades. No ayudándote a su superación.
La actitud en clase influye, y mucho, en el rendimiento escolar. Puede ser tu buena  o mala compañera. En muchos casos el aprobado y el suspenso dependen de una buena o mala actitud.
Pero...Tú decides.
 Buena o mala actitud.

Los maestros y profesores solemos tener muy en cuenta la actitud pues pensamos que un alumno con dificultades está mejor preparado  para aprende más ,con una buena actitud.
Una actitud positiva se demuestra estando atento en clase, trabajando con interés y tratando de sacar el máximo rendimiento a las capacidades de cada cual. No rindiéndose ante las dificultades y pidiendo siempre ayuda ante cualquier problema. La buena actitud es aquella que  nos ayuda  ser mejor como persona y a crecer como tal . No garantiza la ausencia de dificultades pero si ayuda a su superación. Una correcta actitud es la que acepta los propios errores y trata de superarlos.


BUENA ACTITUD= ACTITUD APP

  • Atender cuando el profesor explica.


  • Preguntar todo lo que no entiendas, todo aquello en lo  que dudes.


  • Participar en todas las actividades de clase.

Ejemplo de correcta actitud ante la vida.

Autoestima en los alumnosde educación primaria




Aprecio o consideración que uno tiene de sí mismo.
La autoestima es un conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones, sentimientos y tendencias de comportamiento dirigidas hacia nosotros mismos, hacia nuestra manera de ser, y hacia los rasgos de nuestro cuerpo y nuestro carácter. En resumen: es la percepción evaluativa de nosotros mismos.1
La importancia de la autoestima estriba en que concierne a nuestro ser, a nuestra manera de ser y al sentido de nuestra valía personal. Por lo tanto, puede afectar a nuestra manera de estar, de actuar en el mundo y de relacionarnos con los demás. Nada en nuestra manera de pensar, de sentir, de decidir y de actuar escapa a la influencia de la autoestima.https://es.wikipedia.org/wiki/Autoestima

1- Juego de las estrellas

A cada niño se le entrega una estrella que debe colorear con su color preferido. En ella deben escribir su  nombre y las tres cosas que más le gusta hacer.
Una vez que todos hayan terminado, se intercambian las estrellas con el compañero que tiene al lado. Cada uno leerá en voz alta lo que al otro compañero le gusta hacer pero sin decir el nombre. El maestro preguntará a quien corresponde esa estrella.
Esta actividad exige que el niño reflexione acerca de lo que más disfruta hacer. El hecho de leer en voz alta los gustos de otro compañero, favorece la integración de sus preferencias con la de los demás.
La pregunta del maestro, en cuanto a quien pertenece esa estrella, reforzará el sentimiento de identidad del niño. “Esa estrella es mía”, es como decir, ese soy yo.

 

2- Juego de las profesiones

Pedirle a cada niño que seleccione dos trabajos o profesiones que les gustaría hacer. En la orientación para hacer la selección, pedirles que tomen en cuenta qué es lo que más les gusta y qué creen que es lo mejor que pueden hacer.
Seguidamente hacer una lista con las profesiones elegidas y organizar un día de “representación teatral”. Cada uno hará el trabajo que ha seleccionado.
Por ejemplo el bombero simulará apagar un incendio, la enfermera curar a un enfermo, etc. Después de cada representación pedir que todo el grupo aplauda a cada compañero.
Esta es una buena oportunidad para que el maestro destaque frente al grupo las fortalezas y el talento que cada uno ha demostrado en su rol.


3- El juego del sobre

A cada niño, o a cada adolescente se le entrega una hoja y un sobre. En la hoja debe escribir tres defectos que reconoce en sí mismo.
También pueden ser características que no les gustan de si y que desearían cambiar. Luego colocan la lista dentro del sobre y lo cierran.
Ese sobre llevará su nombre. Se lo pasan al compañero de al lado y este deberá escribir tres cualidades o virtudes que reconoce en la persona del sobre.
Esto lo escribirá en el exterior. Luego dicho sobre se lo pasa al compañero de la derecha y este hará lo mismo.
El juego finalizará cuando el sobre llegue a manos del dueño de dicho sobre.
La finalidad de este juego es mostrarle a cada uno, que si bien tienen defectos, también tiene muchas virtudes.
De hecho cada compañero reconoce distintas virtudes, quizás algunas coincidentes. Pero en cualquier caso serán más que los defectos que él ha identificado.
En este juego los defectos no se comparten, buscando que el participante se quede con la grata sorpresa de todo lo bueno que los demás reconocen en él.



4- A quien le gusta quien

Esta actividad es ideal para plantearla entre los adolescentes. En ellos la estética y la imagen suele ser un elemento clave a la hora de hablar de autoestima.
A cada participante se le entrega una hoja con el nombre de un compañero.  Cada uno debe escribir las tres cosas que más le gusta de esa persona.
Todos tienen que elegir tres características físicas o personales que le gusten del compañero que le ha tocado.
Luego el maestro juntará todas las hojas, y leerá en forma anónima y en voz alta cada uno de los atributos.
El hecho de que sea anónimo alentará a expresar lo que en otro caso no se animarían.
El pedir que mencionen tres aspectos que les gusten, les ayudará a ver que todos tienen algo positivo y agradable.
Además, se darán cuenta que no todo pasa por lo físico. A su vez, cuando a cada uno le llegue el turno de escuchar sus cualidades, se sentirá muy contento. Incluso sorprendido de conocer aspectos de sí que otros valoran como positivos.

Actividades de autoestima

Los padres juegan un rol fundamental en la creación de una sólida y positiva percepción del niño sobre sí mismo.
La familia es el lugar en donde el niño es querido y valorado tal y cuál es. Desde que es un bebé, incluso dentro del vientre materno, el niño percibe sensaciones de valor.
Naturalmente no puede discernir esos valores pero los recibe como estímulos, que serán positivos o negativos dependiendo de sus figuras de autoridad.

5- Asignar tareas concretas

Asígnale a tu hijo cada semana por ejemplo, una tarea específica. “Esta semana tienes que recoger todos tus juguetes y guardarlos en su lugar”.
Puede ser  un ejemplo sencillo, en el que claramente le das una responsabilidad. El hecho de que le hayas encomendado algo, le transmite el mensaje de que tú crees que él puede hacerlo.
Esa confianza que estás depositando en tú hijo, hará que el sienta el compromiso de responder frente a ella. Además de tener un objetivo a lograr, tendrá un deber “moral” que cumplir.

6- Emplea frecuentemente las palabras “por favor” y “gracias”

Muchas veces puedes omitir agradecerle a tú hijo por algo que ha hecho. Seguramente no lo haces porque piensas que no lo valorará como tal.
Sin embargo, cuando le pides por favor algo a alguien, le transmites respeto. Eso le hará sentir que tiene valor  y por tanto reforzará su autoestima.

 

7- Pregunta y escucha con atención

Además de las preguntas más “triviales” como ¿tienes hambre o frío?, hazle preguntas de calidad.
¿Qué significa y que objetivo persigue este ejercicio? Sencillamente darle a tú hijo el espacio suficiente para que se exprese.
Estimularlo mediante preguntas  más exigentes, como por ejemplo “¿qué fue lo que más te gusto de lo que hicieron hoy en la escuela?”.
De esa forma “obligarás” a que tenga que describir sensaciones o pensamientos. Cuando lo haga escúchalo con mucha atención.
Si el televisor está encendido por ejemplo, entonces baja el volumen para escucharlo. De esa forma el entenderá que lo que tiene para decir es importante.
Nunca interrumpas su conversación por atender el móvil. Lo que tu hijo tiene para contarte es más importante, y ese mensaje es el que tienes que transmitirle exactamente.

8- Destaca lo positivo y mejora lo negativo

Ningún extremo es bueno, y esto es una ley casi universal. Todos los niños, incluyendo tus hijos, tienen defectos y virtudes. Rasgos de su personalidad o conductas que te gustan más o menos.
Cuando lo bueno se pone de manifiesto no pierdas la oportunidad de expresarle claramente tu orgullo. “Te felicito hijo por la buena tarea que has hecho”, puede ser un buen ejemplo de reconocimiento.
Por el contrario, si ha sumado 2 más 3 y eso no le da 5, entonces hay que decirle el error. Pero hay que decírselo de una manera positiva.
Generarle inmediatamente una segunda oportunidad, o una tercera si fuera necesaria es muy importante. Cuando logre el resultado correcto, hazle ver que fue capaz de superar la dificultad.
La autoestima es conocerse a sí mismo con virtudes y defectos, y tener confianza en la propia capacidad para superar dificultades.
Aplicando estos ejercicios, tus hijos podrán fortalecerse interiormente y de este modo prepararse de la mejor manera posible para las vicisitudes de la vida.

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es la opinión general que tienes de ti mismo, se trata de un juicio sobre ti mismo, a la vez que una actitud sobre ti mismo.
Incluye:
  • Creencias. Por ejemplo “valgo mucho” o “soy competente”
  • Emociones: de orgullo, vergüenza, autorespeto, triunfo…
Si tienes una autoestima alta, tendrás un sentido de satisfacción que viene de reconocer y apreciar tu propio valor, amándote a ti mismo y aceptándote.
Es muy importante para tu bienestar psicológico, para tener relaciones personales sanas y para tener una vida exitosa.
Lo contrario es tener un concepto negativo de ti mismo y es entonces cuando se da una autoestima negativa o baja.

¿Porqué es tan importante trabajar la autoestima en los niños?

Toda percepción y concepto que tienes sobre ti mismo, forma parte de  un proceso de desarrollo. Este proceso comienza cuando eres un niño y se construirá a lo largo de toda tu vida.
De aquí, la gran importancia de que este proceso comience tempranamente. Para ello tienes que ofrecerles a los niños experiencias que le permitirán crear un sentido positivo de sí mismo.
Si un niño tiene baja autoestima tenderá a desarrollar un comportamiento negativo y ansioso, a través del cual se sentirá menos seguro y sensible frente a los demás.
Estas vivencias lo harán más proclive a tener dificultades en su proceso de aprendizaje, en su desempeño académico, e incluso dificultades para crear vínculos afectivos duraderos.
Para facilitar el desarrollo de una autoestima positiva, existen distintos ejercicios y dinámicas tanto educadores como padres pueden realizar.
A continuación te planteamos algunas de los más importantes y con base en los siguientes ejes temáticos: la autoestima adquirida desde la cabeza, inspirada desde el corazón y proyectada a la vida cotidiana.
Fuente:https://www.lifeder.com/dinamicas-autoestima/



Links