El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada.
Goether

lunes, 1 de diciembre de 2014

NUESTRAS LIBÉLULAS DE PARACORD

Quiero agradecer a toda la clase el gran interés que os habéis tomado en la realización de las fábulas y de las libélulas de paracord. Me siento muy orgulloso de toda la clase. Sin vosotros nada sería posible. Gracias por la atención, el interés y el trabajo.




FÁBULAS DE LIBÉLULAS

El grupo de las libélulas



Había una vez en un prado, cuando los árabes gobernaban en la Península Ibérica, un grupo de cuatro libélulas que eran discriminadas por las avispas, los escarabajos, las hormigas y las mariposas, porque las consideraban inútiles. Las libélulas se llamaban Pulgarcita, Flying, Margarita y Voladora.





A las libélulas les gustaba el prado en el que vivían porque había mucha vegetación y animales. Al no quere les nadie, decidieron mudarse a los Montes de Toledo.

En los Montes de Toledo fueron ganando fama por los pequeños trabajos que hacían, pero el hombre con su hacha destrozó la zona donde estaban alojadas las libélulas.

Por eso, emigraron a Francia, donde les llegaron noticias de que en su antiguo prado un incendio estaba a punto de arrasarlo todo.

Pulgarcita, Margarita y Flying fueron a ayudarles, pero Voladora se negó porque no había superado los insultos y malos tratos de los animales de su antiguo prado.

al final fue y colaboró con sus amigos para salvar a aquellos animales que tanto mal les habían hecho.



Las mariposas no hicieron nada porque no querían mancharse las alas, los escarabajos no quisieron destruir su preciada bola de estiércol, las hormigas se encerraron en su hormiguero y las avispas en su avispero.

Las libélulas, batiendo fuerte mente sus alas al unísono, lograron con mucho esfuerzo extinguir el fuego.



Todos los animales las invitaron a quedarse, las libélulas se negaron, pues antes, cuando no habían salvado a nadie no las querían.

Un duende con nariz puntiaguda, pelirrojo y con todo el cuerpo verde les dijo que les concedería un deseo por haber salvado el prado.

Ellas decidieron vivir 1000 años más.

Desde entonces las libélulas conocieron a los grandes artistas de la humanidad y les inspiraron en sus obras.

Se hicieron amigos del Greco y juntos pintaron el Entierro del Conde de Orgaz.

Inspiraron a Miguel de Cervantes “El Quijote” a Shakeapeare con “Romeo y Julieta”.Conocieron a Van Gogh y colaboraron en la Noche estrellada..



Un día, camino de la ciudad de Toledo les capturan unos rusos que que estaban de visita.

Se las llevan a Rusia para introducir esa especie en el país, pero Pulgarcita, la más pequeña, se escapó por el hueco de los barrote y cogió las llaves que le colgaban a un carcelero y, con la ayuda de Margarita consiguió abrir la jaula y regresar a España.



Volaron tres días y tres noches . Todas estaban muy cansados menos Flying, que era la más fuerte ,les ayudo a llegar a casa sanas y salvas.





Murieron en 2014 felices de haber vivido y de haber tenido tantas experiencias.



Moraleja:

Si formas parte de un grupo unido, puedes superar todas las adversidades que se puedan presentar.

Inés DG, Luis TR, Ana F y Kostadín NA.




Las Best” en el castillo encantado"





En el país de Norland, en la noche de Halloween, un grupo de libélulas

llamadas “Las Best” tuvieron una noche terrorífica.

El grupo estaba formado por : Alexia, Bemol y Roxi , que vivían en

Norland, un país formado por libélulas .Se creían las mejores en todo,

las más valientes, las más guapas . . .



En el colegio todo estaba preparado para la noche más terrorífica

del año. Roxi y Alexia estuvieron contando en clase de artística lo que

habían organizado, mientras Bemol lo hacía en la clase de música.

Voladora, una compañera de “Las Best”, les preguntó si podía unirse a la fiesta que celebrarían al día siguiente. Estas le dijeron que no porque era una pringada. Voladora se ofendió y se puso muy triste.

Al día siguiente, su clase, cansada de que las chicas presumieran, decidieron retarlas a pasar la noche de Halloween en el castillo encantado. Según la leyenda el castillo estaba custodiado por un fantasma, que vivía allí desde hace 200 años. La chicas aceptaron. Por la tarde las chicas llegaron al castillo ante la atenta mirada de sus compañeros.

Cuando entraron todo , estaba lleno de polvo y telas de araña. Era un castillo muy antiguo y sin habitar.

En el salón había una chimenea, varios sillones y algún sofá. También había una alfombra muy extraña. En la primera planta estaba la cocina, que era muy vieja. Subieron a la siguiente planta donde estaban las habitaciones. Los colchones estaban bastante mugrientos, raídos y estropeados.

Bajaron al salón, como los sillones estaban llenos de polvo se sentaron en la alfombra. De repente, empezó a elevarse poco a poco y empezaron a gritar. En ese momento la alfombra descendió. Después de tranquilizarse intentaron encender la chimenea con cerillas , porque hacía mucho frío y estaba oscuro, pero no se encendía. Oyeron ruidos que venían de la cocina, cuando se dieron la vuelta, se encendió la chimenea sola. Se empezaron a asustar cada vez más.

Fueron a la cocina para ver de donde provenían los ruidos. Vieron una sombra blanca. Alexia y Bemol recogieron sus cosas y salieron corriendo.

Roxi se intentó calmar, estaba decidida a pasar la noche allí y a descubrir qué era la sombra blanca.





Se fue al salón y cogió su móvil para hablar con Alexia y Bemol. Pero no tenía cobertura. Volvió a oír los ruidos procedentes de la cocina. Se intentó levantar pero no podía,la alfombra comenzó otra vez a elevarse. De repente apareció el fantasma y Roxi empezó a gritar socorro. La alfombra descendió. Y Roxi salió corriendo y gritando.

Cuando salió todos sus compañeros, que estaban fuera, empezaron a reírse.

El fantasma salió fuera y se quitó la sábana blanca. Roxi se quedó de piedra, era Voladora. Todos sus compañeros, excepto “Las Best”, empezaron a aplaudir. Habían hecho un gran trabajo. Más tarde, todos le explicaron a “Las Best” que había sido una actuación para darles una lección. Ellas comprendieron que se habían comportado mal con toda la clase, sobre todo con Voladora. Las chicas decidieron cambiar y aceptaron en el grupo a Voladora . Prometieron ser menos vanidosas y creídas.



Moraleja: Respeta y serás respetado







El grupo de las avispas: Lucia. P. Ángela, Lucía.V. Carlos








LA VERDADERA AMISTAD



En un bosque, se habitaba una casa, y en el tejado, se encontraba una casita para libélulas. Allí, vivían tres hermanas libélulas (Liv, Londy, y Lili), que invitaron a dos amigas más a una fiesta. Cuando llegaron las invitadas (Josefina y Abélula), empezaron a poner en la mesa la comida. Se estaban divirtiendo mucho cuando, Liv notó que a Josefina le pasaba algo grave.



-¿Qué te pasa Josefina?- Dijo Liv.

-Nada, es que no es mi mejor día.

-Se que te pasa algo. Cuéntamelo por favor.

-Vale te lo cuento pero no se lo digas a nadie.



En ese momento entraron Lili y Londy extrañadas, pero Josefina no sabía que estaban escuchándola. Entonces le contó el secreto a Liv.



-Lo que me pasa es que mañana tengo una competición y el problema es que antes de venir, alguien me ha echado un cubo de pegamento y no se me pueden despegar las alas. ¿Me podrías ayudar?



Entonces, Lili y Londy la miraron extrañadas y al principio se decepcionaron un poco porque creían que Josefina no confiaba en ellas, pero luego, entendieron la situación.

Llegó la mañana siguiente y las libélulas tuvieron una idea para ayudar a Josefina. Le iban a poner una cuerda que no se veía e iban ha hacer que volaba. A Josefina esa idea no le hacía mucha gracia, pero aceptó porque quería intentar ganar.



Iba a comenzar la competición, las amigas de Josefina ya tenían todo preparado, una libélula dio la salida y Abélula se encargaba de manejar el arnés. Josefina iba la segunda cuando, Abélula vio un río y la cortó el arnés en el momento. Josefina tuvo la suerte de caer en un tronco, pero por desgracia se torció una pata. Empezó a pedir ayuda.

Sus amigas fueron a buscarla preocupadas, sospechaban de Abélula porque ella era la que manejaba el arnés. Se asustaron mucho al ver que no encontraban a Josefina.



-¡Correr venid he encontrado algo!-Dijo Lili.

-¡¿El que has encontrado!?-Gritaron todas a la vez.

-¡El arnés de Josefina!-Gritó Lili.

-Debe de estar muy cerca, ¿¡pero dónde?!-Dijo Londy.

-Vamos a seguir por aquí, a ver si la encontramos.



Por otra parte, Abélula le dijo:

-¡Vas a morir sola en el río!

-¡No te vas a salir con la tuya Abélula!-Dijo Josefina asustada.

-¡Ya lo veremos!



En ese momento Abélula se fue volando porque vio que las amigas habían llegado al río.

Cuando las amigas llegaron, vieron a Abélula salir volando, y ellas la siguieron, cuando la encontraron la preguntaron:



-¿Has visto a Josefina? - Dijo Lili.

-No, creo que esta por allí – Dijo Abélula

-Vale – Dijeron todas a la vez.



Al cabo de varios minutos, escucharon unos gritos de socorro.



-¡Josefina! ¡Josefina! ¡Estas ahí!-Dijeron sus amigas con esperanza de encontrarla.

-¡Socorro! ¡Ayuda!- Gritó Josefina.

-¡¿Dónde estás!?- Dijo Londy.

-Estoy en el río. Por favor, ayudarme, no creo que pueda aguantar más.



Liv tuvo una idea:

-¡Agárrate a esa cuerda y tiraremos de ti!



Al final, consiguieron sacarla del río, vieron a Abélula y la dijeron:



-¡¿Por qué nos has mentido!?-Dijo Londy enfadada.

-Porque quería destacar más que Josefina.-La respondió Abélula.-Ya no volveré ha traicionaros más. Lo siento muchísimo.

Todas aceptaron las disculpas de Abélula y se fueron para su casa aliviadas.





MORALEJA:NO HAGAS A LOS DEMÁS LO QUE NO QUIERAS QUE TE HAGAN A TI.

 Marisol.Lucía M.Celia, Henar y Hugo.

La aventura de las libélulas



-Esta historia trata de unas libélulas que son familia, que se unen, que juegan, que se

divierten, que van a visitar a su abuela...

Un día, deciden ir de excursión al bosque con sus amigos, hacen dos grupos y una de

ellas se pierde, tiene un accidente y...





Un día, la madre de Libélulis Flayer y Lucys Flayer les comentó a sus hijas que tenía que

irse de viaje y ellas se tenían que quedar con sus primos Pink Fly, Green Fly y Purple Fly.

Los tres primos de Libélulis y Lucys vivían en la Avenida Fly 32, que estaba en el Norte de

la Cicudad de Las Libélulas.

El día que sus primas llegaron, ellos estaban impacientes y las recibieron con muchga emoción

y cariño. Ese día jugaron mucho hasta que se fueron a dormir. Al día siguiente los padres de

los tres hermanos, les comunicaron a los niños que tenían que irse una semana fuera. Las

libélulas se despidieron de sus padres y se fueron a visitar a su abuela a la residencia en la

que se alojaba.

Se fueron con su abuela y las amigas de la abuela a jugar al bingo, pero no ganaron, aunque

se lo pasaron muy bien. Luego, llevaron a la abuela a la residencia y ellos se fueron a su

casa.

Al despertarse, Libélulis, Lucys, Pink, Green y Purple jugaron al libélula escondite.

Al terminar el juego, ellos estaban muy cansados y decidieron comer. Al terminar la comida,

hicieron un postre y se fueron a echar la siesta.

Después, se fueron a la plaza y sus amigos dieron un concierto. A los tres hermanos y a las

primas les gustó mucho el concierto, pero estaban muy cansados. Se fueron a su casa, cenaron

y se fueron a dormir.

Al despertar, decidieron irse de excursión con sus amigos. Después de desayunar,

cogieron las provisiones y se fueron con sus amigos al bosque. Al llegar al bosque,

Purple Fly se rompió un ala , y ninguno de sus amigos la quería ayudar. Como habían hecho

dos grupos, en el de Purple no estaban ni sus hermanos ni sus primas. Sus amigos decidieron

irse por su cuenta y la abandonaron en la nada del bosque. Luego, sus amigos se encontraron

con los dos hermanos y las dos primas de Purple. Les preguntaron que donde estaba Purple y

los amigos de Purple les mintieron y les dijeron que no la encontraban.

Libélulis, Lucys, Pink y Green se pusieron muy nerviosos y la buscaron por todas partes, pero

no la encontraban. Se fueron a su casa y llamaron a sus padres.


Los padres llegaron con emergencia y llamaron a la policía. Cuando llegó la policía,

se fueron todos al bosque y la encontraron dormida y herida en el suelo. La llevaron a

la enfermería y la vendaron el ala. Purple se curó y sus amigos fueron a verla, pero ella ya no

les quería. Purple le contó a sus hermanos y a sus primas lo que pasó de verdad y se

sorprendieron. Al final, Libélulis y Lucys volvieron con su madre a su casa y Pink, Green

y Purple volvieron a tener su vida normal. A Purple se le curó el ala y todo acabó muy bien,

aunque Purple no volvió nunca más con sus amigos, pero nadie olvidó nunca su aventura.


Moraleja:

-Hay que ayudar a los demás cuando lo necesiten, para que ellos te ayuden cuando tu

tengas problemas.


- María Díaz, Sara, Marta, Lucía Yumei y Luis Tenorio.



 EL BOSQUE DE LAS LIBÉLULAS

 Hace tiempo había in bosque llamado: bosque Papirri, en el que vivían muchas libélulas, se distinguían tres partes: El lago de los insectos, lugar de nacimiento de las libélulas. La parte buena donde vivian las libé´lulas buenas. Y la parte oscura dónde vivian libélulas malas y sin corazón.

En el bosque Papirri vivían en grupo de amigas libélulas, llamadas:
Nieve: una libélula muy miedosa de color blanco.
Carry: la amiga del alma de Nieve, generosa y amable, con colores azules y avivados.
Fly Fly:bromista y divertida con colores morados y amarillos.
Flu Fly:hermana de Fly Fly muy coqueta y perfeccionista de color morado brillante.
Pero a ellos no les gustaba vivir en el Bosque Papirri, (en la parte buena),sino que querían
vivir en el bosque de las libélulas, en completa armonía y felicidad. Así que, decidieron
emprender el viaje,dispuestas a atravesar el bosque oscuro y el horrible pantano de las
ranas,a pesar de que la gente decía que era muy peligroso y que no hicieran ese viaje.
Miedosas y medio arrepentidas, llegaron al Bosque Oscuro, que los parecía aún más horrible de lo que habían oído. Era un paisaje muy desagradable lleno de oscuridad, humedad y mucha contaminación. Ni los árboles ni las plantas tenían color. ¡Ni siquiera había flores!
Las libélulas estaban aterradas cuando de repente...
¡Un grupo de libélulas salió de la nada!


Eran cinco, llamadas: Chufleta: que era el líder. Limón, el ojito derecho de chufleta.
Fuego: que era muy espabilada.Pinky: la hermana gemela de Carry. Y Darty: con la mirada oscura y de colores verdes.

-¿A donde vais? Pregunto Chufleta
            -Vamos al bosque de las libélulas.- Dijo Nieve.
            -Tú podrías hacer lo mismo,Pinky.-Le dijo Carry.
-Somos felices aquí.
Chufleta las miraba con cara de pena y deseo. Todos sabían que quería irse con ellas.
Cuando al fin las dejaron en paz,Chufleta se escapó y fue a hablar con ellas.
-Chicas, siento mucho lo de antes. Me gustaría emprender el viaje con vosotras.-Dijo
Chufleta avergonzado.
-Bueno,¿Por qué no?-Le dijo Nieve.
-Después de todo, no eres como mi hermana y los demás.- Dijo Carry.
Entonces ahora 5 amigos, emprendieron el viaje. Cuando les quedaba medio bosque por
recorrer,todo se estaba haciendo mas oscuro. Cuando llegaron a un punto en el que no se
veía nada,vieron miles de ojos
podían ser. De repente, los misteriosos animales se echaron encima de el grupo. Las
libélulas estaban aterradas , pero sabían que no podían echarse atrás. Nieve era muy
miedosa, pero también bastante inteligente. Se le ocurrió una idea genial, y se la susurró al
resto el grupo, y a todos les pareció bien. Cuándo los búhos estaban a punto de comerse a
las libélulas, empezaron a volar rápidamente hacia la salida, donde había luz. Los búhos
se asustaron del sol y se fueron a la oscuridad.
Gracias a Nieve se habían salvado. Ahora, todos muy asustados, fueron hacia el lago de las
ranas. Al fin, llegaron al lago de las ranas. Era un sitio con mucha humedad, había muchas
algas secas. Era un ambiente muy distinto al del bosque Papirri. Todos estaban nerviosos y
preocupados. Tenían que ir muy pegados al lago, porque había mucha niebla, cuando se
tranquilizaron y vieron que no había ranas, decidieron acercarse más para no perderse.
De repente una rana salió del lago y estiró su lengua hasta coger a Fly Fly. Para salvarla,
decidieron hacer una cadena. Flu Fly quería salvar a su hermana y, arriesgó su vida
metiéndose en el lago, cogiendo a Fly Fly de la pata y sacándola del agua haciendo un gran
esfuerzo. Salieron del pantano de las ranas con mucho éxito. Ya se veía a lo lejos un gran
bosque. Cuando llegaron, vieron el paraíso de las libélulas.


Desde ese momento, supieron que nada ni nadie les podría impedir hacer nada que se
propusiesen. Vivieron en el bosque de la libélulas el resto e su vida, siendo siempre amigas.



No escuches a los cobardes que te dicen “no lo intentes”

Irene,Ailene,Bea,David y María P.